Carmustina liofilizado para solución inyectable 100 mg, con Solvente

frasco ampolla

Descripción

Composición y presentación:

Cada frasco ampolla de liofilizado para solución inyectable contiene:

Carmustina 100 mg

Cada frasco ampolla de solvente contiene:

Alcohol etílico deshidratado 3 ml

Envase conteniendo 1 frasco ampolla de liofilizado y 1 frasco ampolla de solvente.

Clasificación:

Nitrosourea; Agentes alquilantes

Código ATC: L01AD01

Descripción

Composición y presentación:

Cada frasco ampolla de liofilizado para solución inyectable contiene:

Carmustina 100 mg

Cada frasco ampolla de solvente contiene:

Alcohol etílico deshidratado 3 ml

Envase conteniendo 1 frasco ampolla de liofilizado y 1 frasco ampolla de solvente.

Clasificación:

Nitrosourea; Agentes alquilantes

Código ATC: L01AD01

Indicaciones

Carmustina está indicado como terapia paliativa como agente único o en tratamiento combinado con otros agentes quimioterapéuticos aprobados en los siguientes casos:

-Tumores cerebrales: glioblastoma, glioma del tronco cerebral, meduloblastoma, astrocytoma, ependinoma y tumores cerebrales metastáticos.

-Mieloma múltiple: en combinación con prednisona.

-Enfermedad de Hodgkin: como tratamiento secundario en combinación con otras

drogas aprobadas para pacientes que recaen mientras son tratados con la terapia primaria, o que no responden al tratamiento primario.

-Linfoma no Hodgkin – como tratamiento secundario en combinación con otras drogas aprobadas para pacientes que recaen mientras son tratados con la terapia primaria, o que no responde al tratamiento primario.

Administración

Posología

La dosis recomendada de Carmustina como agente único en pacientes que no han sido tratados previamente es de 150 a 200 mg/m2 por vía intravenosa cada 6 semanas. Esto puede ser administrado como una dosis única o dividida en dos inyecciones diarias de 75 a 100 mg/m2 en dos días consecutivos.

Cuando Carmustina se utiliza en combinación con otros medicamentos mielosupresores o en pacientes en los que la reserva de la médula ósea se agota, las dosis deben ajustarse en consecuencia.

Un ciclo de repetición de Carmustina no se debe administrar hasta que los elementos circulantes de la sangre hayan vuelto a niveles aceptables (plaquetas por encima de 100.000/mm3, leucocitos por encima de 4.000/mm3), y esto ocurre, por lo general, en seis semanas. Los recuentos sanguíneos deben ser controlados con frecuencia y los ciclos de repetición no se deben administrar antes de seis semanas debido a la toxicidad hematológica retardada.

Las dosis posteriores a la dosis inicial deben ajustarse según la respuesta hematológica del paciente a la dosis anterior.

No se debe repetir la administración de carmustina hasta que los componentes sanguíneos hayan retornado a niveles aceptables (plaquetas >100.000/mm3, leucocitos > 4.000/mm3), esto generalmente ocurre en el plazo de 6 semanas. El número adecuado de neutrófilos deberá estar presente en el frotis periférico de la sangre.

Deberá haber un número adecuado de neutrófilos en un extendido de sangre periférica. Deberán monitorearse recuentos sanguíneos semanalmente y no se deberá repetir el tratamiento antes de las 6 semanas ya que la toxicidad hematológica es de carácter tardío y acumulativo.

Precauciones acerca de la administración:

Como con otros compuestos potencialmente tóxicos, se deben tomar precauciones al manipular y al preparar la solución de carmustina. El contacto accidental de carmustina reconstituido con la piel ha causado hiperpigmentación transitoria de las áreas afectadas. Para minimizar el riesgo de la exposición cutánea, use siempre guantes impermeables al manipularlos viales que contienen carmustina. Si la solución o el polvo liofilizado de Carmustina entran en contacto con la piel o la mucosa, lavar inmediatamente la piel o la mucosa completamente con agua y jabón.

La solución reconstituida debe ser administrada por Infusión Intravenosa lenta. La administración de carmustina durante un periodo menor a 2 horas puede producir dolor y ardor en el sitio de la inyección.

Forma de administración

Preparación de la solución intravenosa:

Disuelva Carmustina con 3 ml del solvente estéril suministrado y luego añada asépticamente 27 ml de agua estéril para inyección a la solución de etanol. Cada ml de solución resultante contendrá 3,3 mg de Carmustina en 10% de etanol y tendrá un pH de 5,6 a 6,0.

La reconstitución como se recomienda da lugar a una solución incolora clara que se puede diluir aún más en 500 ml de cloruro de sodio para inyección, o 5% de glucosa para inyección. La solución reconstituida debe administrarse por vía intravenosa y se debe administrar por goteo intravenoso durante una o dos horas.

La inyección de Carmustina durante períodos más cortos de tiempo puede producir un intenso dolor y ardor en la zona de la inyección.

NOTA: Las ampollas reconstituidas almacenadas bajo refrigeración deben ser examinados por si hay formación de cristales antes de su uso. Si se observan cristales, pueden volver a disolverse calentando el vial a temperatura ambiente mediante su agitación.

Después de la reconstitución con diluyente estéril (el vial de 3 ml proporcionado) y de la dilución con agua para inyección, Carmustina debe ser administrado mediante perfusión intravenosa durante un período de una a dos horas. El tiempo de perfusión no debe ser menos de una hora, de lo contrario puede provocar quemaduras y dolor en la zona de la inyección. La zona de la inyección debe ser controlada durante la administración.

No hay límites en el período de aplicación de la terapia con carmustina. En caso de que el tumor siguiera siendo incurable o aparecieran algunos efectos adversos graves o intolerables, la terapia con carmustina debe interrumpirse.

Contraindicaciones

Carmustina no debe administrarse a personas que:

– han demostrado previa hipersensibilidad al principio activo (carmustina), o a otras nitrosoureas o a cualquiera de los excipientes

– sufren déficit de plaquetas circulantes, de leucocitos o de eritrocitos debido a una quimioterapia previa o a otras causas.

– basado en la presencia de alcohol etílico/etanol no deberá ser administrado en personas con enfermedad hepática, alcoholismo, epilepsia, embarazadas y niños.

Advertencias y Precauciones

Carmustina debe ser administrado únicamente por especialistas con experiencia en el campo de la quimioterapia.

Se ha notificado que la toxicidad pulmonar caracterizada por infiltrados y/o fibrosis pulmonares ocurre con una frecuencia de hasta el 30%. Esto puede ocurrir dentro de los 3 años de terapia y parece estar relacionado con la dosis, con dosis acumulativas de 1.200 a 1.500 mg / m2 estando asociado con una mayor probabilidad de fibrosis

pulmonar. Los factores de riesgo incluyen el tabaquismo, la presencia de una afección respiratoria, las alteraciones radiológicas pre-existentes, la irradiación torácica secuencial o concomitante y la asociación con otros agentes que causan daños pulmonares.

También se han notificado casos de fibrosis pulmonar tardía, que se producen hasta 17 años después del tratamiento. En un seguimiento a largo plazo de 17 pacientes que sobrevivieron en la infancia a tumores cerebrales, ocho (47%) murieron de fibrosis pulmonar. De estas ocho muertes, dos ocurrieron dentro de los 3 años de

tratamiento y 6 ocurrieron de 8 a 13 años después del tratamiento. De los pacientes que fallecieron, la edad media en el momento del tratamiento era de 2,5 años (rango 1-12); la edad media de los supervivientes fue de 10 años (5-16 años en el momento del tratamiento). Los cinco pacientes tratados menores de 5 años fallecieron a causa

de la fibrosis pulmonar. En este estudio, la dosis de Carmustina no influyó en la muerte resultante ni tampoco lo hicieron la coadministración de vincristina o la irradiación vertebral. De los supervivientes restantes disponibles para el seguimiento, se detectó evidencia de fibrosis pulmonar en todos los pacientes. El riesgo y el beneficio de la terapia con Carmustina deben considerarse cuidadosamente, especialmente en pacientes jóvenes, debido al riesgo extremadamente alto de toxicidad pulmonar.

Carmustina es carcinogénico en ratas y ratones, produciendo un marcado incremento en la incidencia de tumores en dosis aproximadas a las empleadas clínicamente.

La toxicidad de médula ósea es un efecto tóxico común y grave de Carmustina. El recuento sanguíneo completo debe controlarse con frecuencia durante al menos seis semanas después de una dosis. Además de esto, las funciones hepática, renal y pulmonar deben ser examinadas y monitorizadas regularmente durante la terapia

con carmustina. Dosis repetidas de Carmustina no deben administrarse con más frecuencia que cada seis semanas.

La toxicidad de médula ósea de Carmustina es acumulativa, por lo que el ajuste de la dosis debe ser considerado sobre la base de los recuentos sanguíneos de nadir de la dosis previa.

Este medicamento contiene 0,57% vol. de etanol (alcohol), lo que supone 7,68 g por dosis. Esto equivale a 11,32 ml de cerveza o vino 4,72 ml por dosis.

Estas cantidades surgen de un ejemplo calculado con 320 mg de carmustina (200 mg / m2 de 1,6 m2) disueltos en 9,6 ml de etanol deshidratado (estéril) y un volumen de 1.696 ml.

Para los pacientes adictos al alcohol, esta cantidad puede ser perjudicial para la salud.

Esto debe tenerse en cuenta en las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como en grupos de alto riesgo (pacientes con enfermedad hepática o epilepsia).

El contenido de alcohol en este medicamento puede alterar los efectos de otros fármacos.

El contenido de alcohol en este medicamento puede afectar a la capacidad para conducir y la capacidad de utilizar maquinaria.

Pruebas de laboratorio

Debido a la supresión tardía de la médula ósea, se deberán realizar análisis sanguíneos en forma semanal durante un mínimo de 6 semanas a partir de la administración de la dosis.

A lo largo del tratamiento se deben realizar estudios de la función pulmonar. Los pacientes con un nivel basal inferior al 70% de la Capacidad Vital Forzada predicha (CVF) o de la Capacidad de Difusión del Monóxido de Carbona (DLCO), tienen un riesgo particular.

Como Carmustina puede provocar disfunción hepática, se recomienda monitorear la función hepática.

Asimismo, deberán controlarse los análisis de la función renal en forma periódica.

Interacciones

En combinación con:

-fenitoína: la reducción de la actividad de los medicamentos antiepilépticos debe tenerse en cuenta en el uso concomitante con medicamentos quimioterapéuticos

-cimetidina: el uso concomitante conduce a un efecto tóxico retrasado, importante, sospechado y aumentado de la carmustina (debido a la inhibición del metabolismo de carmustina)

-digoxina: el uso concomitante conduce a un efecto retrasado, moderado, sospechado y disminuido de la digoxina (debido a la disminución de la absorción de digoxina)

-melfalán: el uso concomitante conduce a un mayor riesgo de toxicidad pulmonar

Fertilidad, embarazo y lactancia

Normalmente Carmustina no debería ser administrado a pacientes embarazadas o madres lactantes. Se debe aconsejar a los pacientes varones que utilicen medidas anticonceptivas adecuadas durante el tratamiento con carmustina durante al menos 6 meses.

No se sabe si la carmustina o sus metabolitos se excretan en la leche materna. La lactancia materna no debe permitirse durante el tratamiento debido al potencial de reacciones adversas severas en los lactantes.

Uso pediátrico

Aun no se han establecido la seguridad y la efectividad en niños. Se han informado casos de fibrosis pulmonar con manifestación tardía hasta 17 años después del tratamiento, en pacientes que recibieron carmustina en la niñez y la primera adolescencia (1‐16 años).

Se debe considerar cuidadosamente los riesgos y los beneficios de la terapia con carmustina, debido al riesgo extremadamente alto de sufrir toxicidad pulmonar.

Uso geriátrico

No se dispone de Información proveniente de los estudios clínicos para determinar si los pacientes de edad avanzada (> 65 años) responden de manera diferente que los pacientes más jóvenes. En general la selección de la dosis para pacientes de edad avanzada deber ser cautelosa, usualmente comenzando por el nivel más bajo del rango de dosis, debido ala mayor frecuencia de presentar una función hepática, renal o cardiaca disminuida y la presencia de enfermedades concomitantes o tratamiento con otras drogas.

Se sabe que carmustina y sus metabolitos son principalmente excretados por vía renal y el riesgo de reacciones tóxicas debidas a esta droga puede ser mayor en pacientes con función renal disminuida.

Dado que los pacientes de edad avanzada son más propensos a presentar una función renal disminuida, se debe tener cuidado en la selección de la dosis y la función renal debe ser controlada.

Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

No se ha llevado a cabo ningún estudio sobre las consecuencias del medicamento en la capacidad para conducir o utilizar maquinaria. No obstante, la posibilidad tendrá que ser considerada, puesto que la cantidad de alcohol en estos medicamentos puede afectar la capacidad para conducir o utilizar maquinaria.

Efectos adversos

La mayoría de las personas no experimenta todos los efectos secundarios mencionados.

Los efectos secundarios suelen ser predecibles en cuanto a su inicio y duración, casi siempre son reversibles y desaparecerán cuando finaliza el tratamiento.

Existen muchas opciones para ayudar a minimizar o prevenir los efectos secundarios.

No existe relación entre la presencia o la gravedad de los efectos secundarios y la efectividad del medicamento.

Los efectos secundarios de Carmustina y su gravedad dependen de la cantidad de fármaco administrada. En otras palabras, las dosis elevadas pueden producir efectos adversos más graves.

Los siguientes efectos secundarios son comunes (con una incidencia mayor que el 30%) en los pacientes que reciben Carmustina:

  • Náuseas y vómitos, usualmente dentro de las 2 a 4 horas de la infusión, con una duración aproximada de 4 a 6 horas. Se administran medicamentos antieméticos antes de la infusión para prevenir o disminuir este efecto secundario.
  • Eritema facial (consulte problemas cutáneos).
  • Dolor y ardor en la zona de la inyección. (Puede aliviarse si se diluye el fármaco; informe a su proveedor de atención médica si experimenta dolor durante la infusión).
  • Disminución de los recuentos sanguíneos. Puede experimentar una reducción temporal de la concentración de leucocitos y plaquetas. Esto puede hacer que esté en mayor riesgo de sufrir una infección y hemorragia. Este efecto suele ser retardado con un inicio después de 2 semanas de la dosis y un nadir de 5 a 6 semanas después.

Sobredosis

El principal síntoma de la intoxicación es la mielosupresión. Además, pueden producirse los siguientes efectos secundarios graves:

Necrosis hepática, neumonitis intersticial, encefalomielitis.

No hay disponible un antídoto específico.

Almacenamiento

Conservar refrigerado entre 2ºC–8ºC. Administrar en un plazo no mayor a las 24 horas almacenado entre a 2°C y 8°C después de la dilución, si es realizada en un lugar con condiciones asépticas controladas y validadas.

Conservar en el embalaje original para protegerlo de la luz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Vuelve al inicio